Misterio de Avalon

Chihuahuas de pelo corto y largo

 

Cosas a tener en cuenta antes de adquirir un chihuahua

 

  En primer lugar debemos tener claro si queremos un animal de compañía o si tenemos pensado llevarlo a exposiciones o criar con él.

  Si queremos simplemente un animal de compañía y es lo que adquirimos tenemos que ser conscientes de que el criador no tiene por que hacerse responsable de posibles defectos del animal mientras que no afecten a su calidad de vida, defectos como pueden ser un mal cambio de boca (enognatismo o prognatismo), la bajada de los testículos o la fertilidad de las hembras no se tienen en cuenta en un cachorro de compañía; al adquirir un cachorro de compañía se da por sentado que su destino no es criar. Al margen de esto, el criador tiene la obligación de informarnos de cualquier defecto que pueda tener el animal y que pueda afectar a su calidad de vida o que pueda ponerla en peligro, así como defectos estéticos evidentes que nosotros no podamos apreciar si el cachorro lo compramos a distancia y nos lo tienen que enviar por agencia (como puede ser el cartílago de una orejita roto, la falta o rotura de rabo, calvas en el pelo, etc.).

  Ahora bien, si tenemos pensado criar con ese ejemplar, las cosas cambian; debemos ser muy claros y decirlo al criador desde el principio, ya que en éste caso sí debemos poner mucha atención a detalles como la boca, los testículos, las articulaciones, y todo aquello que nuestro perro pueda transmitir a sus futuros hijos; tanto si es macho como si es hembra debemos saber cuales son las cualidades que queremos transmitir a aquellos cachorros que nacerán en nuestra casa, y no olvidar que da igual el sexo, ambos padres transmiten los genes a sus cachorros por tanto debemos exigirle tanto a las hembras a la hora de adquirirlas como a los machos. También tenemos que ser conscientes de que el precio varía de un animal destinado a la reproducción a uno que solo es de compañía, ya que las garantías deben ser mucho mayores; si nosotros adquirimos un perro de compañía para luego destinarlo a la reproducción debemos saber que nosotros y no el criador seremos los únicos responsables en caso de que luego el ejemplar no sea lo que nosotros esperábamos con respecto a boca, testículos, etc.

  Debemos desconfiar de cualquier criador que pretende vendernos cachorros de 2 ó 3 meses como futuros sementales o perros de exposición, ya que es imposible saber ni lo uno ni lo otro con esa edad; el hecho de que un perro tenga los testículos descendidos no es garantía de que sea fértil; tampoco la belleza que tengan con esa edad nos garantiza que en un futuro pueda ser un perro de ring, pues no sabemos si esas cualidades las mantendrá en un futuro ni tampoco como será su temperamento cuando pueda comenzar a ir a exposiciones, algunos perros pueden ser muy correctos y bonitos pero tener un carácter que no es apto para exposición, ya sea por timidez, agresividad, por que se estrese o por cualquier otra causa.

  Veamos ahora el tema del tamaño. Nunca nos cansaremos de repetir que con dos meses es una lotería el tamaño de un cachorro, algunos pueden pesar 500 gramos con esa edad y luego ponerse en los 2 kilos y medio de adultos, o puede que pesen 1.200 y luego llegar solo hasta el 1.900; el peso de los padres tampoco es determinante en absoluto, ya que no son los únicos familiares de los cachorros. Si el tamaño es muy importante para nosotros es mejor que compremos un cachorro con más de 4 ó 5 meses, y para estar completamente seguros con más de 6 meses. Evidentemente si por ejemplo adquirimos un cachorro con cuatro meses y pesa 1600, y nosotros queremos un perrito que llegue como mucho a 1800, el criador nos puede decir misa, por que ese perro pesará mas con seguridad.

  Hay que desconfiar de cualquier criador que utilice términos como "toy" o "miniatura" para referirse a sus chihuahuas, ya que en esta raza esos términos no existen y no son mas reclamos publicitarios para vender; así mismo un criador responsable nunca garantiza el peso de sus perros antes de los 6 meses, el hecho de que se amparen en la experiencia o en los "no sé cuantos años criando" no es garantía ninguna de que estén diciendo la verdad; pueden ser criadores, pero no adivinan el futuro.

  No nos olvidemos tampoco del precio, nadie da € a 50 céntimos, por tanto si ves cachorros de chihuahua a muy bajo precio pregúntate por que motivo es.

 

  Autor Rosana González

 

barra

 

volver

 

 

telefono667446017 e-mail

misterio.de.avalon@gmail.com